AL MINISTRO DE TRABAJO LE FALTAN PAPELES

Un nuevo y contundente triunfo gremial y jurídico de los trabajadores judiciales agrupados en la Asociación Gremial de Empleados y Funcionarios del Poder Judicial se obtuvo esta semana, con la resolución de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajao que otorgó la certificación de autoridades de esta entidad.
 
Ante la desobediencia del Ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, a emitir dicho certificado tal y como se lo ordenó hace más de dos meses la justicia, la Cámara Nacional del Trabajo dictó una nueva resolución por la que se decide librar dicho certificado con la firma de la autoridad judicial competente.
 
La actitud contumaz, autoritaria y antidemocrática del ministro, que elude cumplir con sus obligaciones por motivos absolutamente espurios, intentó descabezar a nuestro gremio y, por esa vía, terminar con su existencia para avanzar sin obstáculos contra nuestros derechos laborales, tal como impone el gobierno de turno, ahora con el respaldo del Fondo Monetario Internacional.
 
La última resolución de la Cámara, en el marco de una serie de resoluciones, todas favorables al gremio y los trabajadores judiciales, deja al desnudo que el Ministro de trabajo nunca tuvo razones jurídicas para intentar primero desconocer la elección masiva y democrática de autoridades de nuestro gremio, luego urdir una intervención ilegal, y, finalmente, resistirse a reconocer a la actual conducción. 
 
Solo oscuros motivos políticos inspiraron la conducta del ministro, quien más pronto que tarde deberá enfrentarse a la justicia penal para responder por todos esos hechos.
 
Nos llena de enorme satisfacción esta resolución de la Cámara, pero no por ello olvidaremos el daño producido al gremio y a los trabajadores judiciales.
 
Mientras tanto, este triunfo nos da nuevas energías para continuar con la lucha por la mejora de nuestros salarios, las condiciones de empleo y trabajo y, en ese camino, por un país más justo, equitativo, democrático, libre y solidario.